EL EVANGELIO DEL DOMINGO.

5 de abril de 2015.Domingo de Resurrección.

Comentario de la viñeta: Juan y Pedro corren al sepulcro, ya vacío, ya abierto de par en par ante los ojos del mundo, tan necesitado de un mensaje de vida y resurrección. Quizá por eso corren, urgidos por la alegría de saberse condenados a la vida para siempre.

Juan 20,1-9

“El primer día de la semana muy temprano, cuando todavía estaba oscuro, María Magdalena fue a visitar el sepulcro y vio que la piedra de entrada estaba movida. Fue corriendo en busca de Pedro y Juan. Los discípulos salieron corriendo. Juan corría más, llegó vio los lienzos en el suelo pero no entró. Llegó Pedro. Entró en el sepulcro y vio los lienzos por el suelo, el sudario con el que habían envuelto la cabeza no estaba con las vendas sino aparte y doblado. Juan entró, vio y creyó. Aún no habían comprendido que debía resucitar de entre los muertos.”