Evangelio del Domingo

06 de Enero de 2016. Epifanía

Comentario: La patera de los magos, que no son solo tres o cuatro, ha cruzado mares y fronteras hasta encontrar lo que buscaban, no precisamente en Madrid, ni Londres, ni Nueva York ni Tokyo. Sino en las orillas del mundo, donde no cuentan la bolsa ni los organismos internacionales. Allí nació la esperanza de una libertad sin límites.

Mateo 2,1-12 1

“Vinieron unos Magos de Oriente. La estrella iba delante de ellos hasta que se paró en el lugar en que había nacido el niño. Hallaron al niño y se postraron para adorarlo. Le ofrecieron oro, incienso y mirra. Luego regresaron por otro camino para no alertar al rey Herodes.”