10 de abril de 2020. Viernes Santo.

Texto de Juan  18,1-19,42

“Después de la cena se fueron a un huerto lleno de olivos a las afueras de Jerusalén… Lo hicieron preso, lo ataron y lo llevaron ante los sacerdotes del Templo… Después lo llevaron ante el gobernador romano… El mismo JC llevaba la cruz a cuestas… Lo crucificaron… A la hora de nona murió… Lo bajaron de la cruz y colocaron su cuerpo en un sepulcro nuevo, aún sin usar…”

Comentario: JC murió, y sigue muriendo hoy, en las mujeres, ya más de mil contabilizadas, víctimas de la violencia de quienes debieran haberlas amado.