Evangelio del Domingo

12 de Junio 2016. Domingo 11 del Tiempo Ordinario

Texto de Lucas 7,36-8,3

“JC entró a casa de un fariseo a comer con sus discípulos. Una mujer conocida como pecadora entró también, lloró sobre sus pies, los secó con sus cabellos, se los cubrió de besos y se los ungió con perfume. JC le dijo a la mujer: Tus pecados te quedan perdonados. Tu fe te ha salvado, vete en paz.”

Comentario: La ecuación del perdón de Dios no tiene fórmulas secretas, cualquier iniciado es capaz de traducirla. A más amor, por muchos pecados que haya, por mayores errores que se cometan, más perdón.