12 de Marzo. Domingo 2º de Cuaresma.

Mateo 17,1-19

“JC se llevó a algunos de sus discípulos al monte a rezar. Mientras oraban sus vestidos se transformaron y su rostro cambió de aspecto. Allí vieron la gloria de Dios. Una voz les decía que JC era el Hijo de Dios, al que debían escuchar.”

Comentario: JC sube al Tabor, se llena de Dios, para descender a la humanidad. Primero, subir físicamente a un monte y experimentar la presencia de Dios. Después, con las pilas cargadas, acudir a los agujeros de miseria y llenarlos de esperanza.