15 de abril de 2018. 3º Domingo de Pascua.

Texto de Lucas 24,35-48

“JC se presentó en medio de los discípulos y les dijo “Paz a vosotros,  no tengáis miedo”. Le ofrecieron un pescado y él comió con ellos. Se les abrió la mente y entendieron todo lo que había pasado y les dijo “Vosotros sois testigos”.

Comentario: El miedo no deja de ser una emoción tan fuerte que mata la libertad humana. La fe por otro lado solo es posible por la certeza  y la alegría de la resurrección.