Evangelio del Domingo

15 de Mayo 2016. Domingo fiesta de Pentecostés

Texto de Juan 20,19-23

“Después de saludarlos JC les mostró las manos y el costado.  Después sopló sobre ellos y les dijo: 5recdibid el Espíritu Santo, a quienes les perdonéis los pecados les quedarán perdonados.”

Comentario: El Espíritu viene de la mano de la paz, y esta paz es la señal de su presencia y permanencia. El carbono y el ADN tienen vida y conciencia, no por la casualidad de un accidente cósmico, sino por la voluntad amorosa y comprometida de un Dios al que le apasiona la historia.