Evangelio del Domingo

16 de Octubre 2016. Domingo 29 del Tiempo Ordinario

Texto de Lucas 18,1-8

“JC les proponía que había que rezar siempre, sin desanimarse jamás. Y les contó la parábola de la viuda que acudía al juez día y noche hasta que el juez le hizo justicia por cansancio. Dios sin embargo hará justicia y lo hará pronto”

Comentario: Orar siempre, dice JC. A rezar todos los días nos enseñaron nuestras madres. Porque Dios siempre escucha, aunque parezca que las circunstancias del mundo digan otra cosa.