Evangelio del Domingo

17 de Abril de 2016. Domingo 4º de Pascua

Texto de Juan 10,27-30

“Yo y el Padre somos una misma cosa. Mis ovejas conocen mi voz y yo las conozco a ellas. Ellas me siguen y yo les doy la vida eterna para que nunca mueran.”

Comentario: Escuchar al pastor, y viceversa, entender al pastor, y viceversa, dejarse acompañar por el pastor y viceversa… La reciprocidad entre el pastor y su pueblo supone un fed-back continuo.