19 de Marzo. Domingo 3º de Cuaresma.

Juan 4,5-42

“JC y sus discípulos llegaron al pozo de Jacob en la región de Samaría. Allí JC le pidió a una mujer que le diera agua del pozo… Finalmente la mujer le dijo a JC que le diera de esa agua viva para no tener nunca más sed.”

Comentario:  JC nos ofrece el agua viva de Dios, que nutre de libertad los corazones oprimidos, que hidrata de esperanza los espíritus desanimados, que riega de justicia las sociedades deshumanizadas.