2 de Abril. Domingo 5º de Cuaresma.

Texto de Juan 11,1-45

“Había un hombre enfermo llamado Lázaro. Era de Betania, el pueblo de Marta y María… Las dos hermanas mandaron llamar a Jesús… Cuando llegó Jesús, su amigo  Lázaro llevaba cuatro días en el sepulcro.”

Comentario: La fe que pide JC puede ser grande o pequeña, pero siempre ha de moverse, no puede quedarse estática, a la espera, ha de salir al encuentro de la vida que Dios regala a raudales.