Texto de Lucas 2,22-32

“Llevaron al Niño a Jerusalén y lo consagraron al Señor. Un anciano llamado Simeón, inspirado por el Espíritu Santo, tomó al niño en brazos y lo bendijo.”

Comentario: Le llamaron Jesús, que es lo mismo que decir Salvador, o Luz para todos los pueblos de la Tierra”.