Evangelio del Domingo

20 de Diciembre de 2015. 4º de Adviento

Comentario: Se lo prometió Dios a Abrahám dieciocho siglos antes de JC y se cumple todavía cuarenta siglos después, cada vez que la Iglesia da la vuelta a la tortilla de la injusticia y la pobreza con el trabajo y el compromiso de sus misioneros, catequistas, fieles y pastores.

Lucas 1,39-45:

“María visitó a su prima Isabel que estaba a punto de dar a luz. Isabel al verla le dijo: Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre.”