Evangelio del Domingo

23 de Octubre 2016. Domingo 30 del Tiempo Ordinario

Texto de Lucas 18,9-14

“JC les puso el ejemplo de dos hombres que subían al Templo a rezar. El fariseo rezaba en voz alta y delante de todos. El publicano rezaba en lo escondido y en voz baja. JC les dijo que el segundo estaba en gracia de Dios. Porque el que se encumbre será humillado, y el que se humille será encumbrado.”

Comentario: La Iglesia triunfalista no puede avanzar, dice Francisco. El creyente que se justifica no llega a Dios, dice JC. La Iglesia humilde es la que camina, dice el Papa Francisco. El pecador que se reconoce como tal, Dios lo acepta.