Evangelio del Domingo

24 de Julio 2016. Domingo 17 del Tiempo Ordinario

Texto de Lucas 11,1-13

“JC les enseñó a orar de esta manera: Padre, que tu nombre sea santo, que venga tu reino, danos cada día el pan, perdona nuestros pecados, que nosotros también perdonamos, y no nos sometas a las pruebas del mal.”

Comentario: Mi querido Padre, diría JC, en su oración. Santo, añadieron después los discípulos y evangelistas, tu nombre. Que no falte el pan, han reclamado los pobres desde siempre. Y que nos perdonemos, insistimos los creyentes al final de la historia de violencia y guerra de la Humanidad.