Evangelio del Domingo

26 de Junio 2016. Domingo 13 del Tiempo Ordinario

Texto de Lucas 9,51-62

“JC y sus discípulos iban camino de Jersusalén. JC les decía: Sígueme. Pero todo el que pone la mano en el arado y mira para atrás no sirve para el Reino de Dios.”

Comentario: JC baja a Jerusalén. Es una decisión dura y difícil. Implica jugarse la vida, y a la vez, poner los ideales por encima del interés personal, la fe antes que la lógica de la prudencia de salvar el pellejo propio. Supone poner en evidencia los fanatismos que prostituyen la pureza de las ideas.