27 de Agosto.  Domingo 21º del Tiempo Ordinario.

Texto de Mateo 16,13-20

“JC les dijo: ¿Quién dice la gente que es el Hijo del Hombre… y quién decís vosotros que soy yo?  Pedro le contestó: Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios.”

Comentario: Las llaves del Reino solo abren, no cierran, más bien son el símbolo de unas puertas inexistentes, porque el Reino de los cielos es un enorme campo, al que no se le pueden poner cancelas ni candados.