27 de marzo de 2022. 4º Domingo DE CUARESMA.

Texto de Lucas 15,1-32: “Un hombre tenía dos hijos, el menor le pidió la parte de la herencia y el padre que era bueno se la dio…”

Comentario: El padre bueno, según la imagen de Rembrandt, primero acoge y perdona… y al día siguiente ofrece al hijo una segunda oportunidad, trabaja y estudiar.