29 de marzo de 2020. 5º domingo de Cuaresma.

Texto de Juan  11,1-45

“Cuando llegó JC a Betania, Lázaro ya llevaba cuatro días muerto en el sepulcro… JC lloró por su amigo… Se acercó al sepulcro y ordenó que movieran la piedra que lo cerraba… Oró a su Padre y dando la mano al muerto lo llamó para que saliera afuera…”

Comentario: Las hermanas de Lázaro ponen, desesperadas por el dolor, la fe. JC llama entonces a gritos a Lázaro, para liberarlo del sudario de la muerte.