3 de abril de 2021. SÁBADO SANTO.

 Evangelio de Marcos16,1-7.

“Cuando pasó el sábado, el primer día de la semana, muy temprano, llegaron las mujeres al sepulcro… y vieron que la piedra había sido removida…”

Comentario: Las mujeres, las primeras, encontraron a JC resucitadamente vivo, la misma persona, pasada por el tamiz de la muerte, a quien les costó reconocer, imbuída de vida eterna.