3 de febrero de 2019.  Domingo 4º del TO.

Texto de Lucas 4,21-30

“JC les dijo que ningún profeta es bienvenido en su tierra. En la sinagoga se indignaron, se levantaron  y lo arrastraron fuera de la ciudad, pero JC pasando en medio de ellos siguió su camino.”

Comentario: Los profetas siempre han sido rechazados porque nos sitúan ante nuestras propias contradicciones. JC no es solo un profeta, es el mismo Dios que ha creado la vida, y se posiciona enfrente del maltrato dado por la historia.