EL EVANGELIO DEL DOMINGO.

19 de abril de 2015.Domingo 3º de Pascua.

Comentario de la viñeta: La resurrección de JC no es solo un milagro quizá dentro, quizá fuera de la historia, sino una invitación a vivir, a celebrar, a anunciar todo lo bueno y milagroso de la vida que no tiene fin después de superar la muerte.

Lucas 24,35-48

“Mientras estaban hablando de lo sucedido en el camino de Emaús, Jesús se presentó en medio de ellos. Les dijo: Paz a vosotros. Estaban atónitos y asustados pensando que veían un espíritu. Pero él les dijo: Mirad mis manos y mis pies, soy yo. Tocadme y veréis que un espíritu no tiene carne ni huesos como veis que yo tengo. Y como en medio de tanta alegría no podían creer y seguían maravillados les dijo: ¿Tenéis aquí algo de comer?. Le ofrecieron un pescado asado y él lo comió ante ellos. Les dijo: Vosotros sois testigos de los sufrimiento de Cristo y de su resurrección”.