Las cinco “W” del periodismo (what, who, how, where, when…) bien podrían ser también las cinco “Q” de la catequesis (qué, quién, cómo, dónde, cuándo…). En la investigación y redacción de cualquier noticia el periodista ha de seguir la regla de las cinco “W”. El catequista en cualquier acto catequético también ha de interiorizar la regla fundamental de las cinco “Q”.

  1. La primera “Q”, el qué, es decir el motivo de la catequesis. El catequista se ha de preguntar ¿qué buscamos?, ¿qué transmitimos? ¿qué creemos los catequistas?
  2. La segunda “Q”, el quién, es decir el protagonista de la catequesis. La pregunta fundamental del catequista ha de ser ¿en quién creemos, en quién esperamos?, pero también ha de preguntarse ¿quiénes son nuestros catequizandos? Y ¿quiénes somos nosotros, catequistas y creyentes?
  3. La tercera “Q”, se refiere al cómo montamos nuestra catequesis. Es decir ¿cómo lo hacemos y lo organizamos? Los recursos con los que contamos y la metodología que empleamos en nuestra acción catequética.
  4. La cuarta “Q”, el dónde, los lugares donde llevamos cabo la catequesis, los locales donde nos reunimos, la iglesia o la capilla donde celebramos, los espacios abiertos donde jugamos…
  5. La quinta “Q”, el cuándo, es decir los momentos y los tiempos cuando nos juntamos, el calendario a tener en cuenta, el antes para preparar y el después para evaluar.

Y de regalo, una sexta “Q”, el porqué de toda esta misión y esta dedicación a la catequesis. Se puede leer el motivo fundamental, que no es otro que Jesucristo, en las breves siete páginas de la Primera Carta de San Juan desde 1,1 hasta 5,21.

Viñeta y texto: Javier Prat Cambra.