7 de junio de 2020. Santísima Trinidad.

Texto de Juan  3,16-18

“Tanto amó Dios al mundo que envió a su Hijo, para que el que crea en él no se pierda, sino que tenga vida eterna…”

Comentario: La Trinidad del Dios cristiano no es un misterio irresoluble. Es la suma del poder creador, el amor redentor y el espíritu vivificador.