Monjes Mártires del Monasterio Nuestra Señora del Atlas de Tibhirine

Monjes Mártires del Monasterio Nuestra Señora del Atlas de Tibhirine

Los siete monjes mártires de Tibhirine demostraron con su vida, más que con su muerte, que la convivencia entre cristianos y musulmanes es posible. Alguno de ellos durante cincuenta años de callado testimonio entre los argelinos bereberes de la región del Atlas. Los monjes y los campesinos compartían la oración y el trabajo. También compartieron la persecución y la muerte violenta durante la guerra civil argelina de los años 90. El Papa Juan Pablo II reconoció “el testimonio de amor de estos hermanos para el pueblo con el que se habían hecho solidarios”. En los funerales de los mártires en el monasterio de Tibhirine un líder musulmán llegó a decir: “También eran nuestros hermanos”.

1.- El monasterio Nuestra Señora del Atlas fue fundado en 1938 en las montañas del Atlas, a 100 kilómetros de Argel, cerca de la ciudad de Medea, en la aldea de Tibhirine. Allí vivía una comunidad de monjes trapenses, también llamados cistercienses, franceses. Se dedicaban a la oración y al trabajo en los campos.

2.- El padre Christián de Chergé era el prior del monasterio. Estaba en Argelia desde 1971 y era el prior desde 1984. Había hecho en Roma estudios del Corán y de la lengua árabe. Era hijo de militares destinados en Argelia. Durante la guerra de independencia de la colonia un creyente musulmán le salvó la vida.  Los textos de todos los bocadillos los escribió en 1993, en forma de testamento, poco antes de su martirio en 1996 con 59 años.

3.- El padre Celestino había sido educador de calle, dedicado a los marginados, antes de ingresar en la orden trapense. En el monasterio, quizá por su carisma acogedor y receptivo, atendía la hospedería. Cuando lo asesinaron tenía 62 años.

4.- El hermano Luc Dochier era el mayor de la comunidad. Conoció la I y la II Guerras Mundiales. Fue médico voluntario para atender a las víctimas de los campos de concentración de los nazis. Llegó a Tibhirine en 1946. Durante 50 años atendió en el dispensario del monasterio a los enfermos de la región. En el momento de su asesinato tenía 82 años.

5.- El padre Christophe, de 45 años, era el más joven de la comunidad. Era agricultor y atendía los campos que trabajaban a medias con varias familias argelinas. También ejercía como maestro de novicios. El texto del bocadillo de esta viñeta pertenece a un diario que escribió en los últimos años. El hermano Michel atendía la cocina y el jardín del monasterio. Murió con 52 años.

6.- El padre Bruno, de 66 años, era hijo de un militar. El hermano Paul, de 57 años, había sido fontanero y policía antes de profesar como monje. Los dos estaban de visita cuando fueron secuestrados y asesinados con sus hermanos de Tibhirine.

7.- Los monjes Amédée y Jean Pierre continuaron su vida como trapenses en comunidades en Argel y en Marruecos. Sobrevivieron a la matanza porque la noche del asalto y el secuestro dormían en otro edificio del monasterio y no fueron localizados por los fundamentalistas del Grupo Islámico Armado.

8.- Durante muchos años los monjes y los campesinos de Tibhirine formaron parte de un grupo de diálogo llamado “Ribat es Salam”, en castellano “Vínculo de Paz”. En momentos ocasionales compartían la oración y las fiestas locales de los lugareños. Para todos ellos era común el rechazo de la violencia y, por eso, no colaboraban con los guerrilleros islamistas, a los que apodaban “los hermanos de la montaña”.

9.- Aunque Tibhirine estaba aislado en las montañas, los conflictos políticos del país acabaron afectando al monasterio. En 1991 ganó las elecciones generales el “Frente Islámico de Salvación”. A los pocos días estalló la guerra civil entre el gobierno controlado por los militares y los fundamentalistas islámicos. En 1993 el Grupo Islámico Armado, conocido como GIA, amenazó de muerte a los extranjeros que permanecieran en el país. Poco después 12 trabajadores europeos cristianos fueron asesinados cerca de Medea.

10.- La noche de Navidad del 24 de diciembre de 1993 un grupo de terroristas del GIA entró en el monasterio. Buscaban un médico para atender a sus heridos. El prior solo permitió  que el hermano Luc curara a los heridos en el propio monasterio. Finalmente, después de unas curas de urgencia, se fueron sin hacer daño a nadie.

11.- Desde entonces, las autoridades militares pidieron a los monjes que se marcharan para evitar cualquier peligro. El obispo católico les ofreció refugio en otro lugar. La comunidad monástica de Tibhirine se reunió primero en oración. Después cada uno de ellos decidió quedarse, sabiendo que sus vidas corrían peligro, pero también las vidas de sus amigos y vecinos musulmanes.

12.- El 26 de marzo de 1996 más de veinte hombres armados asaltaron el monasterio de madrugada. Secuestraron a siete monjes: Christian, Christophe, Luc, Bruno, Celestino, Michel y Paul. Se los llevaron y no se los volvió a ver. Otros dos monjes, Amédée y Jean Pierre, dormían en otro lugar y pudieron esconderse.

13.- En abril de 1996 el GIA comunicó el secuestro de los monjes y se hizo responsable de sus vidas. Pedían a cambio la liberación de varios presos encarcelados en Francia y en Argelia. En secreto, los gobiernos francés y argelino y el GIA mantuvieron negociaciones sin éxito ninguno.

14.-El 21 de mayo de 1996 el GIA anunció la ejecución de los rehenes. El 30 de mayo se encontraron las siete cabezas decapitadas de los monjes. El 2 de junio se celebró un funeral en Argel, y a los pocos días sus restos fueron enterrados en el monasterio de Tibhirine, en la tierra que tanto habían trabajado.

15.- La guerra civil de Argelia dejó 200.000 muertos entre la población. El fundamentalismo religioso provocó el asesinato de 19 monjes y sacerdotes católicos. El obispo de Orán, Pierre Claverie, fue el más señalado de todos ellos. En la actualidad están en proceso de beatificación.

Texto y dibujos: Javier Prat Cambra

Santa Teresa de Jesús.

Santa Teresa de Jesús.

SANTA TERESA DE JESÚS.

Introducción: Teresa de Jesús vivió en el siglo XVI. En 1970 el papa Pablo VI la proclamó Doctora de la Iglesia, la primera mujer entre 30 doctores, por la importancia de su doctrina, en su siglo y en la actualidad. No lo tuvo fácil en una época de grandes hombres, los santos y artistas del Siglo de Oro español. Declarada muerta de joven, monja reformadora  y andariega, escritora a la fuerza, poeta y mística, vigilada por la Inquisición y santa al final… Se celebra en este año el Quinto Centenario de su nacimiento.

1.-Teresa de Cepeda y Ahumada nació en Ávila el 28 de marzo de 1515. Su padre tuvo doce hijos, tres con Catalina, en un primer matrimonio, y  el resto con Beatriz, la madre de Teresa. Eran los tiempos de las reformas y contrarreformas que dividieron la Iglesia en cristianos católicos, anglicanos y protestantes, a veces incluso hasta llevarlos a la guerra.

2.-A los 6 años Teresa y su hermano Rodrigo se fugaron de casa para morir como mártires en tierra de los turcos musulmanes, entonces en guerra con el rey de España Carlos I, nieto de los Reyes Católicos. Sin embargo los descubrió un tío suyo a las afueras de Ávila, en un puente sobre el río Adaja.

3.-A la Teresa adolescente le gustaban los libros de caballerías, como al Quijote, que años más tarde escribiría Cervantes. Teresa soñaba con ser una gran dama rodeada de caballeros, por eso  dejaba que la cortejara un primo suyo. Su padre decidió que estaría mejor interna en un convento de monjas agustinas.

4.-Cuando Teresa tenía 13 años murió su madre. Entonces le pidió a la Virgen María que la adoptara y fuera su madre para siempre. Un tío suyo le prestó un libro, las “Epístolas de San Jerónimo”. Lo leyó durante una enfermedad que la sacó del convento. Sintió que su vocación sería la vida religiosa.

5.-A los 20 años Teresa entró, con la oposición de su padre, en el monasterio de la Encarnación de Ávila, de monjas carmelitas. Enfermó de gravedad y los médicos no sabían qué hacer con ella. El tratamiento de una curandera la dejó paralizada y la dieron por muerta. Durante cuatro días su padre no permitió que la enterraran. Estuvo tres años inválida en la enfermería del convento.

6.-Teresa pasó los siguientes doce años disfrutando de conversaciones y visitas en el monasterio. Sin embargo no estaba contenta.  En 1554, con cuarenta años, lloró rezando ante una imagen de Cristo llagado y flagelado. El fraile franciscano San Pedro de Alcántara la hizo comprender que Dios, y no el demonio, la estaba pidiendo algo nuevo.

7.-En 1562 salió del monasterio de la Encarnación y fundó el pequeño y pobre convento de San José a las afueras de Ávila, con otras doce carmelitas. Quería reformar la Orden del Carmen preocupándose solo de la oración y la sencillez de vida. Se le opusieron muchas veces y le apoyaron en ocasiones monjes, obispos y autoridades.

8.-Los veinte años siguientes los pasó Teresa abriendo otros diecisiete conventos reformados en Castilla y Andalucía. Recorrió miles de kilómetros a pie o en carro. La llamaban la monja andariega. Quería que sus monjas vivieran al servicio de la Iglesia con su oración, y que lo hicieran con alegría.

9.-Con la ayuda de San Juan de la Cruz inició también la reforma de los monjes carmelitas. El primer convento reformado lo abrieron en el pueblecito de Duruelo. Las dificultades fueron enormes. A Juan lo apalearon y lo encarcelaron en Toledo durante casi un año. Casi lo mataron de hambre hasta que consiguió escapar.

10.-Teresa escribió muchas cartas y poemas para las monjas de sus conventos. Por obediencia escribió además sus experiencias de oración y la historia de sus fundaciones. Sus libros son conocidos en la actualidad en todo el mundo: Libro de la vida, Camino de perfección, Moradas del castillo interior, Fundaciones…

11.-El Tribunal de la Inquisición  vigiló e investigó a Teresa de cerca por sus experiencias místicas y por sus escritos sospechosos de posible herejía. Uno de sus confesores la obligó a quemar uno de sus libros dedicado a comentar el Cantar de los Cantares, de la Biblia. A pesar de todo nunca fue llamada a declarar, ni encarcelada ni condenada.

12.-La oración de Teresa fue siempre fiel a lo que ella enseñaba a sus monjas. La oración había de ayudarlas a servir mejor y más de cerca a los demás, y siempre con alegría. A menudo las grandes señoras que la ayudaban con dinero esperaban milagros y visiones, mientas que Teresa las premiaba con un poco de humor.

13.-Estando en la fundación del convento de Sevilla, en 1575, un fraile carmelita llamado Juan de la Miseria, la hizo un retrato. Parece que a Teresa no le gustó mucho el resultado, aunque los comentarios que hizo fueron una muestra de su buen humor. Es el único que se conserva de su época.

14.-Teresa murió a los 67 años en el convento de Alba de Tormes el 4 de octubre de 1582.  La Duquesa de Alba la había mandado llamar para asistir al parto de uno de sus hijos. La enterraron al día siguiente, que luego resultó ser el 15 de octubre, día en que la Iglesia celebra su fiesta, debido a un cambio en el calendario.

15.-Teresa fue beatificada en 1614,  declarada santa en 1622, y Doctora de la Iglesia en 1970, siendo la primera mujer a la que la Iglesia le ha dado este título. Su amigo Juan de la Cruz, en la viñeta en el cielo junto a ella, también es Doctor de la Iglesia.

Texto y viñetas. Javier Prat Cambra.

Testigos de Hoy – Lorenzo Milani

Testigos de Hoy – Lorenzo Milani

Lorenzo Milani fue cura y maestro. Lorenzo Milani ha sido un cura incómodo para la Iglesia de su tiempo, en vísperas del Concilio Vaticano II,  y para los maestros y pedagogos de entonces y de ahora. Para el cura Lorenzo todos, los feligreses y los que no acuden al templo,  son hijos de la Iglesia. Para el maestro Lorenzo la mayor preocupación no es el método educativo ni el contenido o el programa, sino el sujeto, es decir, el niño o el joven de la escuela. En uno de sus libros escribió de sus alumnos: “Les debo todo lo que sé. Lo que ellos pensaban estar aprendiendo de mí, soy yo quien lo ha aprendido de ellos. No les he enseñado más que a expresarse, mientras ellos me han enseñado a vivir. Ellos me llevaron a pensar las cosas escritas en este libro. No estaban en los libros de texto. Las aprendí mientras las escribía y las he escrito porque ellos me las han metido en el corazón. Yo no era así y por eso no podré olvidar nunca lo que he recibido de ellos”. Los pies descalzos del protagonista nos indican su preferencia por los pobres. Los bocadillos de las viñetas son palabras de sus libros.

1.- Lorenzo Milani nació el 27 de mayo de 1923 en Florencia (en la viñeta), Italia. Era el segundo de tres hermanos. Perteneció a una familia rica y amante de la cultura. Su padre era químico, aunque se dedicó a administrar las fincas que tenían en la región de la Toscana. Su madre era judía, aunque no era practicante.

2.- El padre Christián de Chergé era el prior del monasterio. Estaba en Argelia desde 1971 y era el prior desde 1984. Había hecho en Roma estudios del Corán y de la lengua árabe. Era hijo de militares destinados en Argelia. Durante la guerra de independencia de la colonia un creyente musulmán le salvó la vida.  Los textos de todos los bocadillos los escribió en 1993, en forma de testamento, poco antes de su martirio en 1996 con 59 años.

3.- Lorenzo Milani estudió pintura en la Academia de Bellas Artes de Brera en Milán. Esta Academia  fue abierta en el siglo XVI en un antiguo palacio renacentista  (en la viñeta). Allí se estudiaba pintura, escultura, arquitectura y música. Además guardaba una extensa colección de pinturas de Tiziano, da Vinci, Rafael, Modigliani…

4.- En 1943, con 20 años, Lorenzo Milani se convirtió definitivamente al cristianismo. Lo explicaba como “una indigestión de Cristo”. La familia sin embargo se mantuvo en el agnosticismo. Sin pensarlo dos veces ingresó en el seminario de Florencia para hacerse cura.

5.-Lorenzo Milani era un estudiante muy culto ya antes de estudiar la teología. Hablaba cinco idiomas (italiano, alemán, inglés, francés y latín) y se estaba iniciando en otros tres (español, griego y hebreo). En 1947 fue ordenado sacerdote.

6.-Con 24 años Lorenzo Milani fue enviado como coadjutor del viejo párroco Don Pugi a San Donato (en la viñeta, la iglesia y el párroco), en Calenzano, muy cerca de Florencia. Enseguida le preocupó acercarse a los más alejados de la Iglesia. Abrió su primera escuela popular. Incluso quitó el crucifijo del salón parroquial para que los jóvenes obreros comunistas pudieran entrar y quedarse sin escrúpulos.

 

7.- Con 31 años, en 1954, enviaron a Lorenzo Milani como párroco a Barbiana, a 45 kilómetros de Florencia. Era un caserón y una iglesia dedicada a San Andrés, en medio de los montes, sin carretera, sin luz, sin agua corriente, sin cartero, sin teléfono. Llevaba quince años sin cura. Allí acudían los leñadores, pastores y campesinos de los caseríos cercanos.

8.- Las autoridades diocesanas lo enviaron a Barbiana como un castigo, porque sus actividades en Calenzano habían llamado la atención negativamente. Allí Lorenzo Milani puso en marcha  una escuela para los hijos de los pobres habitantes de los alrededores, para que pudieran comprender y expresarse libremente.

9.- La escuela de Barbiana fue la principal actividad  de Lorenzo Milani como cura. Su objetivo siempre fue ofrecer una educación de calidad a los pobres. Se montaron unas grandes mesas que sirvieran para dar clase, estudiar, comer, para todo lo que hiciera falta. Las actividades que realizaba buscaban acercar la realidad del mundo a los alumnos.

 

10. En la escuela de Barbiana no se suspendía a nadie, se leía el periódico y el correo, para conocer la actualidad. Por la noche los chicos observaban las estrellas. Cuando había una visita todos les hacían preguntas. Cuando el tiempo lo permitía el aula se trasladaba con sus mesas  a la intemperie.

11.- La escuela de Barbiana era una escuela sin horarios, sin vacaciones, sino a tiempo completo. Los niños y los jóvenes pasaban horas ilimitadas con Lorenzo Milani, las tardes, los domingos, el verano. Decían que preferían la escuela antes que la mierda del establo.

12.-Una vez unos periodistas le preguntaron por el método educativo que empleaba en Barbiana. Lorenzo Milani les respondió que “no se trata de  métodos de  enseñanza, sino del modo de ser y de pensar”. Decía que “hay que elevar a los pobres a un nivel superior, no igual que los ricos, sino superior, más humano, más espiritual, más cristiano, más todo”.

13.-Cuando en 1963 se le manifestó la enfermedad que lo mataría muy joven, una leucemia progresiva, empezó a ayudarle una joven maestra, Adela Corradi. Adela permaneció en la escuela de Barbiana hasta 45 años después de la muerte de Lorenzo Milani.

14.- Lorenzo Milani murió a los 44 años, el 26 de junio de 1967. Apenas pasó unas semanas fuera de Barbiana en un hospital en Florencia, al cuidado de su madre. Fue enterrado en una sencilla tumba que compró nada más llegar a Barbiana, en el pequeño cementerio que había junto a la Iglesia del lugar.

15.- Los libros de Lorenzo Milani han obtenido un gran éxito editorial, sobre todo después de su muerte. Además han generado un importante movimiento internacional de regeneración pedagógica. Las “Experiencias pastorales” recogen las actividades que realizaba en la parroquia de Calenzano.  La “Carta a una maestra” la escribió de forma colectiva con los alumnos de Barbiana. Se ha traducido a 60 lenguas en todo el mundo. Otros libros son “La obediencia ya no es una virtud” y las “Cartas de un prior de Barbiana. Dar la voz a los pobres”.

Texto y dibujos: Javier Prat Cambra

17 de junio de 2018 – Domingo 11º del Tiempo Ordinario

17 de junio de 2018 – Domingo 11º del Tiempo Ordinario

17 de junio de 2018.  Domingo 11º del Tiempo Ordinario.

Texto de Marcos  4,26-34

“JC les dijo: El Reino de Dios es semejante a una semilla de mostaza. Es la más pequeña de todas las semillas de la tierra. Pero una vez sembrada crece y se hace la más grande de las plantas del huerto.”

Comentario: El Reino de Dios no es otro país más, aunque diferente, sino una semilla, dice JC, que ofrece oportunidades y posibilidades que pueden llegar a cambiar incluso la tierra y el suelo en la que ha brotado y crecido.