16 DE FEBRERO DE 2020. 6º DOMINGO DEL T.O.

16 DE FEBRERO DE 2020. 6º DOMINGO DEL T.O.

16 de febrero de 2020. 6º Domingo del Tiempo Ordinario.

Texto de Mateo  5,17-37

“JC les decía: No he venido a suprimir la Ley y los Profetas, sino a darles su forma definitiva.”

Comentario: Leyes, hasta que el amor las supere, normas, hasta que el perdón las convierta en costumbres, códigos y constituciones, hasta que el Reino llegue en plenitud.

9 DE FEBRERO DE 2020. 5º DOMINGO DEL T.O.

9 DE FEBRERO DE 2020. 5º DOMINGO DEL T.O.

9 de febrero de 2020. 5º Domingo del Tiempo Ordinario.

Texto de Mateo  5,13-16

“JC les decía: Vosotros sois la sal de la tierra… vosotros sois la luz del mundo…”

Comentario: Que seamos, dice JC, sal y luz en los contextos sociales, en los escenarios culturales, en los foros políticos… allá donde la vida y la historia nos hayan llevado y destinado.

CÁRITAS DE SAN BENITO.

CÁRITAS DE SAN BENITO.

 

Salmos 71:9 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

“No me deseches en el tiempo de la vejez;
Cuando mi fuerza se acabare, no me desampares”.

            Primer domingo de mes Cáritas San Benito.

Con esta frase de este salmo, queremos iniciar una Campaña permanente en los próximos primeros domingos de mes en San Benito a modo de sensibilización.

Cáritas,  como entidad de la Iglesia que se ocupa de la acción social, trabajamos en el análisis de la realidad de nuestros pueblos y en la búsqueda de la erradicación de la pobreza. Pobreza, que en nuestros pueblos se traduce en aislamiento y abandono y difícil acceso a recursos públicos.

 Consideramos que desde los poderes públicos se ha mirado más por la rentabilidad económica que por la humana. Cáritas San Benito apuesta por el bienestar completo de las familias.

Hace unos meses, nos propusimos mirar hacia una necesidad que tocamos día a día y que nos preocupa en el fututo más próximo: el bienestar de nuestros mayores, la conciliación familiar y la despoblación. Y nos preguntamos qué va a ser de nuestros mayoreso qué va a ser de nosotros mismos cuando seamos ancianos. Ante la realidad de no poder retener a familias en las zonas rurales nos  preguntamos qué podemos hacer por los que ya vivimos en ella, y vemos que en el centro están nuestros mayores. Aquéllos que apostaron por quedarse, por volver a sus raíces, los que nos inculcaron el amor por los orígenes, por el entorno y por la tradición.

Por eso, queremos iniciar un llamamiento a la comunidad, para que no cesemos en la idea de buscar alternativas para que los mayores vivan  acompañados, para que no pierdan sus habilidades más básicas, para que se puedan mantener en su localidad  con un cuidado profesional digno, para que ningún mayor se tenga que mover se su entorno. Y por ello, creemos necesario la petición a la Administración pública de  recursos dedicados a ellos para su bienestar y el de sus familias.