Casi mil personas fueron atendidas por primera vez en Cáritas en el territorio de la diócesis de Ciudad Real.