COMUNICADO 1º DOMINGO DE MARZO 2020

Como ya anunciamos, continuamos nuestra sensibilización permanente sobre la situación que vivimos en nuestro territorio y que afecta, de manera más intensa a nuestros mayores, donde su bienestar depende directamente del cuidado de sus hijos e hijas.

Es el momento de defender la dignidad de los más pobres que territorialmente somos las zonas rurales. Defendemos que la pobreza no consiste sólo en lo económico, si no la falta de infraestructura, la falta  de presencia  de la Administración Pública. Y es ahí donde reivindicamos, que es necesario cubrir las necesidades que genera el cuidado a los mayores, que bajo nuestro punto de vista, encarnas la historia, la cultura, la tradición, sabiduría y  la unión familiar de un pueblo.

No cesamos en pedir a la Administración Pública que genere recursos para el bienestar familiar y de los propios mayores, donde puedan ser cuidados, atendidos, tenidos en cuenta a través de un cuidado integral permitiendo respiro familiar a las personas que se hacen cargo de su cuidado. 

Os agradecemos la atención y en este tiempo de Cuaresma que iniciamos, os invitamos a la limpieza de corazón, la que nos hace vernos, ver a los demás, al mundo y al propio Dios con pureza de espíritu, con verdad y con luz.