CINE PARA LA CATEQUESIS. AVATAR.

Título: Avatar.

Año 2010. Nacionalidad: USA.

Director: James Cameron.

Actores:Sam Worthington, Sigourney Weaver.

Comentario:

Avatar no es solo una película de fantasía y aventuras, que lo es. Es una película donde la fe y la comunidad cobran una importancia que orienta los acontecimientos hasta su desenlace.

En Pandora, los humanos han puesto su fe, como casi siempre, en el dinero, en un mineral fabuloso imprescindible para el desarrollo en la industria de la Tierra. Para ello las nuevas tecnologías los han convertido casi en dioses. Los avatares son clones creados para conseguir este fin, explotar el inobtanio. La película dedica media hora para presentar este universo tecnológico del futuro.

Los nativos de Pandora, por su parte no tienen fe en los humanos, que no entienden ni ven la red espiritual que une a toda la fantástica naturaleza del planeta. Creen en Eywa, la diosa madre que teje infinitas conexiones entre los habitantes de su mundo de energía vital. Es un guiño a las religiones primitivas que casi han desaparecido en la actualidad. La película invierte otra media hora en hacernos partícipes de un rito de iniciación a esta comunidad y su religión.

El egoísmo humano utiliza la violencia para destruir la comunidad que les dificulta sus objetivos económicos. En apenas diez minutos las modernas armas derriban el árbol-hogar de la comunidad nativa. Uno de ellos, el avatar protagonista, como un mesías venido de fuera devolverá la esperanza y resucitará la comunidad, casi, con su sacrificio personal. La media hora final es un homenaje al misticismo ecologista que empapa toda la película, con un intento de reencarnación fallido.

Javier Prat Cambra.