CINE PARA LA CATEQUESIS. EL SEÑOR DE LOS ANILLOS.

Título: El Señor de los Anillos I. La comunidad del anillo.

Año 2001.

Nacionalidad: Estados Unidos.

Director: Peter Jackson.

Actores: Elijah Wood, Ian Holm, Ian Mckellen, Vigo Mortensen, Lyv Tyler, Orlando Bloom, Andy Sekis.

Comentario: “La comunidad del anillo” es la primera cinta de la trilogía inspirada en la obra de J.R.R. Tolkien. El escritor construyó un universo fantástico en el que el bien y el mal están claramente separados y enfrentados. Ambas dimensiones las encarnan personajes que visiblemente reflejan el bien y el mal, en su aspecto y en sus acciones.

En esta primera entrega, después de una hora larga que sirve para presentar los dos polos del bien y del mal, se forma una comunidad que tiene un objetivo común, la destrucción del anillo. La comunidad consigue superar, no sin dificultades,  la desconfianza inicial que se tienen unas razas y otras. Los miembros de la comunidad ofrecen sus distintas habilidades personales al servicio del objetivo común.

Ya superada la segunda hora en el metraje del film, la comunidad acaba por disolverse. La actitud de algunos de los miembros provocan esta ruptura, aunque la de otros hacen que se mantengan los lazos invisibles e inmortales que la mantendrán unida hasta la consecución del objetivo final. Boromir, un guerrero del reino de Gondor, se deja llevar por la avaricia del anillo. Los otros miembros de la comunidad, sin embargo, se  mantienen en la promesa de proteger al portador del anillo, el hobbit Frodo.

La aparición violenta de los uruk-hai, los guerreros del mal, hace que la comunidad se disgregue y sus miembros tomen caminos diferentes para la consecución del mismo objetivo. Boromir, finalmente arrepentido de su egoísmo, se entrega en sacrificio para salvar  los pequeños hobbits.

Título: El Señor de los Anillos II. Las dos torres.

Año 2002.

Nacionalidad: Estados Unidos.

Director: Peter Jackson.

Actores: Elijah Wood, Ian Holm, Ian Mckellen, Vigo Mortensen, Lyv Tyler, Orlando Bloom, Andy Sekis.

Comentario: “Las dos torres” es la segunda cinta de la trilogía inspirada en la obra de J.R.R. Tolkien.  Las torres a las que se refiere el título son las de Minas Tirith y Barad-Dur, sedes del bien y del mal respectivamente, la primera de un color blanco deslumbrante en sus edificios, la segunda de un color negro y llena de aristas en sus construcciones.

En esta película se narran dos viajes. Por un lado el portador del anillo, Frodo, se dirige hacia Mordor, el país del mal, acompañado por un hobbit que ha degenerado en el personaje Gollum debido a la influencia negativa del anillo, que considera su tesoro. Por otro lado el resto de la comunidad se enfrenta a las fuerzas del mal, primero en el personaje de un mago vencido por el deseo de poder, que recuerda mucho a la parafernalia nazi durante su discurso convocando a la guerra en la torre, y después encarnadas en un enorme ejército de orcos en la batalla de Helm.

La aparición en escena de los ents, enormes y poderosos pastores de árboles, da un toque ecologista a la historia. Además la naturaleza maltratada  se decanta del lado del bien cuando estos personajes toman conciencia de que las leyes naturales  están siendo violentadas por la sed de poder del mago Saruman. “Un mago debería saber estas cosas”, dice significativamente el ent Bárbol, cuando convoca a los ents a una guerra justa.

Título: El Señor de los Anillos III. El regreso del rey.

Año 2003.

Nacionalidad: Estados Unidos.

Director: Peter Jackson.

Actores: Elijah Wood, Ian Holm, Ian Mckellen, Vigo Mortensen, Lyv Tyler, Orlando Bloom, Andy Sekis.

Comentario: “El regreso del rey” es la tercera cinta de la trilogía inspirada en la obra de J.R.R. Tolkien.  La última película presenta en sus primeros veinte minutos el origen de toda la historia, que se halla en la posesión del anillo. El azar hace que el hobbit Smigol lo encuentre y acabe convirtiéndose en la criatura Gollum. La evolución del personaje es muy significativa, tanto en el interior como en el aspecto exterior. La conversación que tiene lugar con el reflejo de sí mismo nos da una idea del dominio del anillo sobre la conciencia, que prácticamente llega a desaparecer, del personaje. Hay que irse hasta los últimos treinta minutos para ver el final de Gollum. Llevado por la avaricia del tesoro, desaparece en el volcán que dio origen al propio anillo desencadenante de la historia.

El resto de la comunidad consiguen reunir a las fuerzas del bien, encarnadas en los reinos de Gondor y de Rohan. La batalla de Pellennor se ve enriquecida por elementos que habría que analizar más despacio, sobre todo un ejército de muertos que se ven liberados de la maldición al cumplir con su palabra.

La destrucción final del mal es posible gracias al sacrificio de muchos personajes que van dejando su vida o su esfuerzo con admirable entrega. La marcha final, tanto del héroe Frodo como del hobbit Bilbo ya anciano, desde los puertos a una tierra lejana tiene connotaciones de vida eterna innegable.

Javier Prat Cambra.