CINE PARA LA CATEQUESIS. GLADIATOR.

Título: Gladiator.

Año 2004. Nacionalidad: USA.

Director: Ridley Scott.

Actores: Russell Crowe, Joaquin Phoenix.

Comentario:

“Gladiator” es algo más que una película de romanos. La guerra es tan antigua como la humanidad. Los grandes imperios se sustentan en la guerra. Y en este caso se asocia con la esclavitud, que durante siglos fue un negocio legal.

En una primera parte, el general romano convertido en esclavo acepta su situación aunque mantiene un resquicio de libertad en lo más profundo de su conciencia cuando se niega a entrenarse y a luchar. Solamente acepta pelear cuando entiende que es una forma de que le reconozcan como hombre y quizá como persona.

Ya en el circo de la capital del Imperio el gladiador se guarda para sí mismo el privilegio de no ceder ante sus opresores. No saluda al emperador ni ofrece su vida al divertimento del público. En medio de la violencia conserva cierta dignidad, que a su vez ayuda a  revivir una pequeña esperanza en sus compañeros de esclavitud.

En el combate final y personal con el emperador, su sacrificio y su muerte permite a Roma recuperar los antiguos ideales. El gladiador deviene en una especie de mesías redentor. La muerte no es el final para él ni para su familia. Los dioses familiares que le han acompañado en toda la película  le conducen al paraíso y al descanso merecido.

Javier Prat Cambra.