COMUNICADO PRIMER DOMINGO DE MES DE MARZO.

 

Desde  Cáritas  no podemos dejar en ningún momento nuestro compromiso con los más pobres. Sin acogerlos, escucharlos y atender sus necesidades,  la Iglesia pierde su sentido de ser testimonio del Amor de Dios en el mundo.

 

Con motivo de la celebración del próximo día 8, día Internacional de la mujer, este domingo queremos hacer hincapié en la realidad de la mujer en riesgo de exclusión social.

 

La pobreza tiene rostro de mujer. Según el último informe de la ONU, “las mujeres sufren más que los hombres la inseguridad alimentaria, inclusive en los países industrializados”. También “ganan menos que los hombres, dedican más tiempo a los cuidados domésticos sin recibir remuneración alguna, son más vulnerables a la pobreza extrema y tienen menos posibilidades de acceder al mercado laboral”.
Es doble víctima  de la pobreza.  Cáritas quiere visibilizar el papel de la mujer en el seno de la familia en riesgo de exclusión, como figura que es sustentadora de la unidad familiar.

 

Según nuestra Cáritas Arciprestal Comarca de Almadén, constatamos que de las 92 personas atendidas, 31 son hombres y 61 mujeres.

 

Muchas veces nos cuesta mantener nuestro compromiso en la construcción de un mundo mejor. Quizá por cansancio, quizá porque la realidad social nos sobrepasa, quizá porque nos critican, desfallecemos y abandonamos. Sin embargo, el Señor está siempre con nosotros, acompañándonos y alentándonos. Asumamos el reto de mantenernos firmes y promover una caridad que brota del corazón y es motor de compromiso, también para la mujer.