Con motivo del Día Internacional del Voluntariado, 5 de Diciembre, Cáritas lanza su Campaña con el Lema: “tu compromiso mejora el mundo”. Con él, nos convoca, no sólo “HACER” sino a  “SER”  voluntarios en Cáritas.

Con la palabra “COMPROMISO” invitamos a estar y acompañar como el samaritano en su camino, que ve las realidades de pobreza y se acerca a ayudar. Es el compromiso del samaritano el que da coherencia al “SER” de la acción voluntaria.

“La misión de Cáritas, como acción de la comunidad cristiana, es promover el desarrollo integral de las personas y los pueblos, especialmente de los más pobres y excluidos.”

El Papa Francisco nos invita a que nos hagamos un planteamiento serio de compromiso de vida, un cambio de vida en todos los aspectos. Esto supone el verdadero reto. Como voluntarios/as de Cáritas no podemos ser funcionarios/as que ejerce la caridad unas horas al día.

El Papa coloca a Cáritas y a sus voluntarios/as en el sitio que les corresponde dentro de la Iglesia. Él pone el foco en el corazón que es la ayuda a los pobres. Este debe ser el motor de la Iglesia.

Cáritas es “la sal, la levadura y la luz de la Iglesia” “es el faro de esperanza para las personas más necesitadas”

El Papa dice que  prefiere una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, que una Iglesia enferma por el estancamiento y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades.