Durante el mes de Febrero dio inicio el Tiempo de Cuaresma.

Desde el Miércoles de Ceniza el pueblo cristiano se viene preparando para la celebración de las próximas fiestas pascuales de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo. En este Año de la Misericordia en Almadén ya comenzamos con el triduo en la Iglesia de San Juan al Santísimo Cristo de los Mineros. Después continuamos con el triduo a Nuestra

Cruz Procesional - Jueves Santo

Cruz Procesional – Jueves Santo

Señora de la Amargura. Pensemos en este Año de la Misericordia en los días del triduo pascual, como durante todo el año, en la oración y en la limosna a los necesitados. Pensemos también en las cuatro residencias de ancianos y enfermos crónicos que carecen del calor familiar, unos porque no tienen a nadie, otros porque la familia los ha depositado como si fuese un aparcamiento de coches viejos y usados. No se me olvidará una experiencia vivida personalmente con una señora de Madrid. La trajeron a una de las residencias de nuestra localidad. Por diversas circunstancias me tocó llevarla al notario y después a la residencia y me comentaba: “Hijo, nos traen a la chatarra porque estorbamos”. Una frase de una señora mayor, con dinero, y consciente de lo que decía. Murió al poco tiempo y los hijos se la llevaron a Madrid para darle cristiana sepultura. Cuántas cruces en este pueblo de cruces y en esta España y este mundo de cruces. Pidamos a la Santísima Virgen Dolorosa que nos ayude como madre. Que nos ilumine para cargar esas cruces, porque en este 2016 Cristo sigue cargando con la pesada cruz sobre sus hombros, una cruz impuesta por la derecha y por la izquierda, una cruz puesta por todos. No sacudamos nuestras cruces, ni se las carguemos a otros. Seamos Cirineos y que esa cruz nos guíe a ser mejores los unos con los otros, a aprender a llevar la cruz del hermano, aunque nos cueste algo de sacrificio. Pidamos al Señor en este Año de la Misericordia que seamos misericordiosos con nuestros hermanos necesitados de ayuda económica y moral. Los actos y las procesiones organizados para esta Semana Santa son la representación de la vida de Jesucristo, escenificada por las calles de nuestra localidad.

Luis Miguel Jurado Barrero.