Tu solidaridad representa el compromiso con los demás y la satisfacción de contribuir a mejorar la vida de muchas personas.

Además, tu generosidad tiene ahora más valor. Desde el 1 de enero de 2015, los donativos que realices, desgravarán más en tu declaración de la renta si colaboras como particular (IRPF), o en el Impuesto sobre Sociedades (IS) si colaboras como empresa.

Tres grandes novedades:

  1. Este año, los primeros 150€ donados (en conjunto de tus donativos como contribuyente) tendrán un 50% de desgravación y un 75% a partir de 2016.
  2. A partir de los 150€, aquellas personas que hayan colaborado o colaboren 3 años consecutivos por mayor o igual valor, verán reconocida su fidelidad con una deducción del 32,5% en 2015 y del 35% a partir de 2016.
  3. Aumentan en general, los porcentajes de deducción en el IRPF por las cantidades donadas esporádicamente (27,5% en 2015 y 30% en 2016).

Todos estos incrementos los verás reflejados desde tu declaración de la renta de 2015 que realizarás en 2016.

Esta reforma es una gran oportunidad para quienes confiáis en Cáritas. Te invitamos a seguir colaborando en la construcción de una sociedad donde todos seamos responsables de todos.