Queridos Amigos del Siervo de Dios Ángel de Almadén.                

El sábado 6 de noviembre es la fecha en la que todos los años la liturgia de la Iglesia señala como Fiesta con rango de memoria obligatoria para la Iglesia Católica de España en recuerdo y homenaje a los mártires del siglo XX en España.

Efectivamente en aquella época se desencadenó en España un odio a todo lo que representaba la Iglesia Católica y seis mil católicos, entre obispos, sacerdotes, consagrados y consagradas y laicos, fueron vilmente asesinados sin otra acusación que la de ser seguidores de Cristo. La Iglesia sin otro motivo que el de poner de manifiesto el ejemplo de los que entregaron su vida perdonando a los que así se la quitaban dando ejemplo de firmeza en su fe, solidez en su esperanza y el testimonio de su caridad, celebra en esta fecha el testimonio que nos dejaron.

2053 mártires, 11 proclamados Santos y 2042 Beatos son los mártires españoles que hasta hoy han visto reconocida públicamente su glorificación.

En la Diócesis de Ciudad Real se está a la espera de que el Santo Padre, una vez finalizado el estudio de los cien expedientes martiriales declare que los 100 mártires Siervos de Dios incluidos en la Causa martirial, pueden ser objeto de veneración y culto público y que sus nombres sean incluidos en Libro de los Santos. Entre esos cien mártires figura el nombre de Ángel Muñoz de Morales Sánchez Cano, sacerdote Coadjutor de la Parroquia de Nuestra Señora de la Estrella, de Almadén.

Queridos Amigos, Este es un día en el que somos llamados a meditar sobre el ejemplo de coherencia que nos dieron, a pedir que su ejemplo sirva para que nunca más vuelva a suceder en nuestra Patria hecho similar y que en breve plazo en Ciudad Real tengamos la inmensa alegría de ver reconocidos como Beatos los cien mártires de la Causa y podamos rendirles culto público.