LA LIBERTAD DEL ESPÍRITU SANTO… Y DE LOS QUE SE ACERCAN A ÉL.

1.-La viñeta presenta al Espíritu Santo, siempre presente en la Iglesia después de la Resurrección de JC. ¿Hasta qué punto somos conscientes de ello?¿Qué simbolizan la crucecita y la luz de abajo?

2.-También hay dos jóvenes que se han preparado para el sacramento de la confirmación. Uno de ellos “ya lo ha conseguido”, tiene el certificado que le acredita para ser padrino o para casarse. ¿Eso es todo? ¿Hay algo más? ¿Qué responsabilidades conlleva ser padrino o madrina?

3.- El otro joven, con los brazos abiertos, dice “a ver qué pasa”, está abierto al Espíritu y a lo que pueda venir. ¿Cuál es tu actitud ante la confirmación? ¿Te has informado de lo que necesita tu Iglesia y la sociedad a la que perteneces?

4.- El tercer personaje de la viñeta es un sacerdote, el responsable de preparar a los jóvenes para la confirmación. ¿Qué te sugiere la interrogación del bocadillo? ¿Y la red? Es imposible controlar al Espíritu. Pero, ¿puede darse la tentación en sacerdotes y catequistas de querer administrar al Espíritu? ¿Podría ser que, de una forma o de otra, se colara en la vida de los jóvenes anteriores?

5.- Buscar y leer en el libro de los Hechos 8,14-17 la certeza del Espíritu Santo y de su presencia en las comunidades de los que siguen al resucitado.

6.-Buscar y leer los temas que son más urgentes y más preocupan a los jóvenes: la amistad en Juan 15,7-17, la libertad en Gálatas 5,1 y Juan 8,31-36, cambiar las cosas en Lucas 6,20-23 y Mateo 5,1-6.

Viñeta y texto: Javier Prat Cambra.