Las Cruces de Mayo son una tradición cultural y religiosa muy arraigada en Almadén. Vecinos de la localidad, feligreses de la parroquia, miembros de asociaciones, ancianos de las residencias, hermanos de las cofradías, alumnos de los colegios e institutos… elaboran hermosas cruces de mayo con flores naturales o de papel o de otros materiales, las adornan con objetos tradicionales como candelabros, cacharros de cocina de cobre, imágenes religiosas, mantillas, cortinajes…

En los centros educativos, además, utilizan materiales de reciclaje o motivos que tengan alguna relación con la tarea educativa. Con motivo del 50 aniversario del IES Picasso de Almadén, el Departamento de Religión ha adornado la cruz con más de 50 obras del pintor que da nombre al instituto, Pablo Ruiz Picasso, considerado como uno de los más grandes artistas contemporáneos.

Además, las conserjes y el cuidador auxiliar han añadido unas macetas de flores, una mantilla pintada a mano y un tapete original de los artesanos de la ciudad afroespañola de Melilla. En las fotos, las cruces del Centro de jubilados, del Colegio Jesús Nazareno, de Cáritas, de la Hermandad Nuestro Padre Jesús Nazareno y del IES Picasso. Evidentemente no son todas las que se han elaborado en Almadén, solo una variada muestra.