MANOS UNIDAS CON HAITI.

A su paso por Haití, el huracán Matthew ha dejado al menos 800 muertos y ha provocado que más de un millón de habitantes del país necesiten ayuda humanitaria de emergencia. Desde el punto de vista productivo, las cosechas del Departamento Sur (una de las áreas más afectadas) han quedado arrasadas, alcanzándose unas pérdidas del 80% al 100%, lo que pone a la población en serio riesgo de hambruna para los próximos meses.

Manos Unidas ha aprobado un nuevo proyecto de emergencia para apoyar a 300 familias campesinas sin recursos (1.500 personas aproximadamente) de la comuna de Cavaillon. En esta zona las pérdidas materiales de viviendas, infraestructuras y cosechas son incontables. La primera evaluación sobre los daños del huracán en Cavaillon ha documentado 25 muertos y 10 personas desaparecidas. Aparte de las víctimas humanas, los daños en estas comunidades han sido diversos: vías de comunicación cortadas, escuelas cerradas y la imposibilidad de acceder a unos servicios sociales que ya eran precarios antes del huracán.

Tras esta primera evaluación, la comunidad ha definido dos prioridades urgentes: viviendas y agricultura, ya que se necesita relanzar la producción antes de que sea demasiado tarde para la campaña de invierno. El presupuesto se dedicará en su mayoría a materiales para rehabilitación de viviendas y semillas e insumos agrícolas con los que las comunidades pondrán en marcha de nuevo sus cultivos destruidos por el huracán.

La contraparte local que ejecutará el proyecto es ITECA, que cuenta con 37 años de experiencia en la gestión de emergencias y en el acompañamiento a organizaciones campesinas en todo el país. A nivel comunitario existen muchos campesinos formados por ITECA, por lo que se gestionará con ellos un programa mínimo de acompañamiento técnico que garantice que los insumos agrícolas serán bien utilizados. Manos Unidas e ITECA trabajan conjuntamente desde hace algunos años y recientemente se ha llevado a cabo un proyecto de soberanía alimentaria en Saint Marc, Gonaïves.