TESTIGOS DE HOY,MAXIMILIANO KOLBE.

 

 

VIÑETAS:


Maximiliano Kolbe era un fraile franciscano muy devoto de la Virgen María. Vivió y murió durante los años de la I y la II Guerra Mundial. Usó los medios periodísticos de la época para dar a conocer la espiritualidad mariana en todo el mundo. Pero es conocido, sobre todo, por su martirio heroico. Ofreció su vida a cambio de la de otro prisionero en los campos de concentración nazis. Con él murieron millones de católicos y judíos anónimos. Su nombre es sinónimo de amor a los demás y coraje ante el horror de la guerra.


1.- Maximiliano Kolbe nació el 8 de enero de 1894 en Pabienice, Polonia, el 8 de enero de 1894, con el nombre de Raimundo. Tuvo otros cuatro hermanos, de los que dos murieron pronto. La casa de la familia Kolbe era pobre, pero crecieron rodeados de un ambiente fuertemente religioso.


2.- Su padre, Julio Kolbe, pertenecía a la Tercera Orden Franciscana, en la que tuvo importantes responsabilidades. La madre, María Dabrowsky, quiso ser religiosa antes de su matrimonio. En la casa tenían un altarcillo dedicado a Nuestra Señora de Czestochova, patrona de Polonia. Los hijos heredaron esta devoción.


3.- En 1906 su madre lo observa a menudo rezando ante el altar de la Virgen lleno de lágrimas. El niño le cuenta  que la Virgen le ha ofrecido dos coronas, una blanca y otra roja, y que él había aceptado las dos.


4.-Maximiliano, con 13 años, y su hermano Francisco, ingresaron en los Frailes Menores Franciscanos en el seminario de Luov en 1907. A menudo los frailes lo encontraban rezando de rodillas ante una gran cruz, absorto y aislado de todo lo que le rodeaba.


5.- En 1910 le impusieron el hábito franciscano y adoptó el nombre de Maximiliano María. En 1912, con 18 años, lo envían a Roma a estudiar filosofía y teología para aprovechar sus cualidades como estudiante. En 1918 es ordenado sacerdote.


6.- En 1917, todavía en Roma, funda una asociación de fieles devotos de la Virgen María, la “Milicia de la Inmaculada”. Vuelve a Polonia con una gran preparación intelectual pero con la salud muy débil y una tuberculosis que le acompañará toda la vida. La Milicia de la Virgen se extiende ente los frailes, los obreros, los soldados, los estudiantes y las amas de casa. Llegó a contar con un millón de miembros en todo el mundo.


7.- En 1922 se traslada a Grodno. Empieza a escribir y a editar la revista “El Caballero de la Inmaculada” con la idea de extender por las familias de Polonia y del mundo la espiritualidad y la devoción a la Virgen María. Para ello monta la redacción y la imprenta en el convento franciscano.


8.- En 1929 funda Niepokalanow, una pequeña ciudad dedicada a la Inmaculada, con sencillos edificios para la comunidad franciscana, la capilla y el taller de imprenta. La ciudad creció hasta acoger a más de 900 frailes. La revista “El Caballero de la Inmaculada” era mensual y llegó a editar un millón de ejemplares. También tiraban 125.000 ejemplares del periódico diario “El Pequeño Diario”.


9.- En 1930 Maximiliano Kolbe fundó otra ciudad de la Inmaculada en Nagasaki, en Japón. A pesar de las dificultades de idioma, de economía y de cultura pronto consiguió montar un taller de imprenta y editar el primer número en japonés. La salud le empeoró debido al clima. Entonces se vio obligado a volver a Europa.


10.- En 1939 estalló la II Guerra Mundial. Los nazis de Hitler invadieron Polonia. Saquearon la ciudad de la Virgen de Niepokalanow. Los frailes fueron encerrados en un campo de concentración durante varios meses. Cuando volvieron faltaba de todo: ropa, alimentos, medicinas… A pesar de las carencias auxiliaron a más de mil judíos y a cientos de niños de los alrededores.


11.- En diciembre de 1940 editó el último número de la revista “El Caballero de la Inmaculada”. En febrero de 1941 Maximiliano Kolbe fue arrestado por la Gestapo junto a cinco sacerdotes de su comunidad. Fueron llevados a la cárcel de Varsovia, conocida como la “Pawiak”.


12.- En mayo de 1941 es trasladado al campo de exterminio de Auschwitz, donde murieron más de cinco millones de personas. Le adjudican el número 16670. Acarrea piedras y arena, lo apalean por ser sacerdote, padece neumonía, trabaja en el campo…


13.- Un día un compañero preso del bloque 14 consigue escaparse. El jefe del campo, el comandante Frisch, escoge diez presos al azar y los condena a morir de hambre y de sed como represalia por la fuga. Uno de los elegidos, el sargento Francisco Gajownieczek, llora por su mujer y sus hijos. Kolbe sale de la fila y se ofrece en su lugar.


14.- Los diez condenados son encerrados en las celdas conocidas como el “búnker de la muerte”. Allí morirán de hambre y de sed. Cada día los guardias retiran los cadáveres de los que van muriendo. Se oyen cantos y oraciones, como si fuera una iglesia. Dos semanas después solo quedan cuatro. El doctor del campo les pone una inyección de ácido fénico. Kolbe ofrece su brazo sin resistencia. Al día siguiente su cadáver es incinerado en el horno crematorio de Auschwitz. Tenía 47 años.


15.- En 1971 el Papa Pablo VI beatifica a Maximiliano Kolbe. En 1982 Juan Pablo II lo canoniza como mártir de la caridad. Desde entonces el 14 de agosto, día de su martirio, se le venera como San Maximiliano Kolbe.

Texto y dibujos: Javier Prat Cambra.