El pasado 14 de mayo, nuestro Obispo D. Antonio, ya próximo a jubilarse, celebró la Eucaristía en honor a San Isidro, que todos los años, en torno a estas fechas, el pueblo de Guadalmez vive con entusiasmo y devoción.

El día de antes, viernes, la Hermandad de San Isidro y los que quieren acompañar bajan al santo de la ermita, hasta llegar a la Alcantarilla, donde los recibe todo el pueblo, y va así acompañado con música y cohetes, hasta la Parroquia, donde se celebra la misa de la Víspera, en la que se pide por los difuntos hermanos de San Isidro.

Y al día siguiente, desde la Parroquia, y tras haber tenido el típico concurso de carrozas, el santo sale de nuevo del pueblo hasta su ermita, donde su imagen es cobijada durante todo el año, acompañado por todos los que quieren subir andando hasta el lugar de la Romería.

Allí, ya en el cerro, se tiene la misa de la fiesta, que es la que nuestro Obispo Don Antonio celebró, con mucho gusto de poder estar presente en este día tan importante para los guadalmiseños.

Tras la celebración, Don Antonio pasó por algunos chiringuitos para tener un momento de convivencia con algunos hermanos, y después se marchó porque tenía otra cita.

Agradecemos su presencia, y como siempre, pedimos a San Isidro que bendiga nuestros campos y nos guarde por muchos años para seguir celebrándolo junto a los nuestros.