Claudio Herrera

Fue ordenado como diácono el 4-9-2010.

Su ordenación sacerdotal fue el 12-3-2011.

Primer destino como diácono y sacerdote fue en la parroquia San Juan Bautista de Puertollano durante el curso 2010-2011.

Su segundo destino como párroco “in soludum” fue  la parroquia de San Sebastián de Guadalmez, la parroquia de la Inmaculada de Alamillo, la parroquia de San Benito abad de San Benito, en el arciprestazgo de la Comarca de Almadén durante los cursos 2011-2014.

Desde septiembre de 2014 es párroco de San Sebastián mártir de Montiel y administrador de la parroquia de Santa María de Almedina.