El proximo sábado 21 es una nueva ocasión para recordar el 21 de septiembre de 1936 en cuyas primeras horas sería muerto por los enemigos de la fe cristiana el Siervo de Dios Ángel Muñoz de Morales, que moriría perdonando a quienes le quitaron la vida.

En ese día se celebrarán las Misas que todos los días 21 de cada mes se celebran en su recuerdo en Almadén, Daimiel, Ciudad Real y Madrid ( Parroquias de San Andrés y San Fernando.).

Es también ocasión para recordar a los 99 mártires que con él constituyen la Causa de Beatificación de los mártires todos ellos de la Diócesis de Ciudad Real. Como se recordará la Causa fue enviada a Roma para su dictamen definitivo el pasado 4 de diciembre.