El 3 de mayo la Iglesia conmemora la festividad del hallazgo de la Santa Cruz.