Introducción:

Antonio Gaudí fue un genial arquitecto, pero antes fue un buen cristiano, y antes una persona sensible a la naturaleza y a Dios. Lo uno le llevó a lo otro. El Papa Benedicto XVI, en noviembre de 2010, durante la consagración de la Iglesia de la Sagrada Familia, dijo que “se inspiró en el libro de la naturaleza, el libro de la Sagrada Escritura y el libro de la liturgia”. Vivió entre el siglo XIX y el siglo XX. Construyó casas y palacios para la gente, pero sobre todo diseñó iglesias para que Dios y los hombres tuvieran un espacio donde encontrarse, un lugar donde la belleza llevara a la fe. Murió entregado a la obra que más le representa, la Sagrada Familia de Barcelona. Allí está enterrado, al pie de sus columnas como árboles. Las frases de los bocadillos son textos de sus cartas, informes y del “Manuscrito Reus” que escribió a los 26 años.

1.- Antonio Gaudí i Cornet nació en Reus, Gerona, el 25 de junio de 1852. Era el menor de cinco hermanos. Sus padres eran Francisco, un industrial calderero, y Antonia. Era la época de la revolución industrial en Cataluña. De pequeño conoció de cerca elementos como el hierro y el vidrio, que luego incorporó a su forma de hacer arquitectura. La viñeta se sitúa en el patio de la casa familiar en Ruidoms.

2.- Gaudí fue un niño enfermo y debilucho. Padeció reumatismo desde pequeño. Sin embargo siempre demostró una gran intuición y una enorme capacidad creativa. A ello le ayudaron las montañas de Montserrat (en la viñeta) y las cuevas de Mallorca. Siempre le atrajeron las formas y estructuras de la naturaleza: los juncos, las cañas y los árboles.

3.- Gaudí destacó como dibujante en el colegio de los Padres Escolapios (en la viñeta, la cruz de cuatro brazos que Gaudí diseñó para sus iglesias). Trabajó como aprendiz en una fábrica textil. Estudió la enseñanza media en Barcelona. Allí visitó exposiciones sobre culturas tan diversas como Egipto, la India, los mayas, los persas, China y Japón. Sus formas, y la riqueza del arte islámico español, se grabaron en su cerebro de artista.

4.- Gaudí estudió arquitectura en Barcelona. No fue un buen estudiante, incluso suspendió algunas asignaturas. Se pagó sus estudios trabajando como delineante para otros arquitectos y constructores. Se graduó en 1878, con 26 años. El director de la escuela de arquitectura dijo que “hemos dado el título a un loco o a un genio”.

5.- Gaudí enseguida comenzó a trabajar. Participó en la Exposición Universal de París de 1878 con una vitrina para una fábrica de guantes (en la viñeta). Su estilo era modernista, un intento de recuperar el arte gótico medieval perfeccionándolo con las nuevas técnicas. Allí conoció al empresario Eusebio Güell, que le empezó a encargar trabajos más importantes.

6.- En 1883 Gaudí se hizo cargo de las obras del Templo Expiatorio de la Sagrada Familia (en la viñeta). Enseguida cambió el proyecto inicial y aplicó sus nuevas ideas. Para esta obra contó como colaboradores con los artesanos más variados: ceramistas, vidrieros, forjadores, carpinteros, cuyos oficios él mismo conocía y practicaba.

7.- En 1888 Gaudí participó en la Exposición Universal de Barcelona con la construcción de un pabellón. En 1890 realizó el Palacio Episcopal de Astorga (en la viñeta). A lo largo de su vida diseñó y reformó 24 iglesias, monasterios, capillas, además de altares e infinidad de objetos para la liturgia. Siempre prefirió hacer maquetas de yeso y cartón de sus edificios que dibujar planos.

8.- En 1899 Gaudí se hizo socio del Círculo artístico de Sant Lluc y de la Liga espiritual de la Madre de Dios de Montserrat. Con motivo de los mil años del hallazgo de la imagen de la Virgen de Montserrat participó en el Rosario Monumental con el grupo escultórico de la Resurrección para el primer misterio glorioso. Las figuras del angel, las tres Marías y Cristo resucitado se integran de forma natural en la roca de la montaña (en la viñeta).

9.- En 1900 Gaudí recibió el Premio al mejor edificio de Barcelona por la casa Calvet. En esos años realizó muchos proyectos que se hicieron famosos a nivel mundial: el Parque Güell, la casa Batlló y la casa Milá (en la viñeta). También participó en la reforma de la catedral de Palma de Mallorca.

10.- Gaudí vivió en una casa del Parque Güell con su padre y su sobrina Rosa, desde 1906 hasta 1925 (en la viñeta, dragón de los jardines del parque). Los últimos años de su vida, sin embargo, vivía más en el taller desde el que dirigía las obras de la Sagrada Familia. Durante la Semana Trágica de Barcelona de 1909 temió que las manifestaciones obreras y las cargas de la policía pudieran afectar a la Sagrada Familia.

11.- En 1910 Gaudí estuvo enfermo de fiebres con cierta gravedad, incluso hizo el testamento. Durante su enfermedad diseñó la fachada de la Pasión de la Sagrada Familia (en la viñeta, Cristo de la fachada). Cuando se recuperó participó con sus maquetas de yeso en varias exposiciones en París y en Madrid.

12.- Desde 1915 se dedicó por entero a las obras de la Sagrada Familia. Incluso organizó la forma de pedir limosna para financiar los gastos de la que ya era conocida como la “catedral de los pobres”. En sus planos y maquetas Gaudí había imaginado 18 torres, la más alta de 170 metros, tres fachadas dedicadas al Nacimiento, a la Pasión y a la Gloria de la Resurrección (en la viñeta, Resucitado de la fachada). El interior debía de ser como un bosque de columnas arborescentes.

13.- El Papa Benedicto XVI dijo que “Gaudí con su obra nos muestra que Dios es la verdadera medida del hombre”. Gaudí vivió soltero toda su vida, entregado a la arquitectura y a la religión. En ambas pasiones encontraba la paz interior. De aspecto elegante cuando era joven, ya de mayor vivió con tanta sencillez que a veces lo confundían con un mendigo por su forma de vestir y su aspecto descuidado.

14.- El 7 de junio de 1926 Gaudí fue atropellado por un tranvía (en la viñeta, su última foto durante una procesión). Al no llevar documentación fue confundido con un mendigo. Lo llevaron al hospital donde lo reconoció un sacerdote al día siguiente. Murió el 10 de junio con 74 años. Fue enterrado en la cripta de la Sagrada Familia. La ciudad entera de Barcelona acudió a sus funerales.

15.- En 1998 se inició el proceso de beatificación de Antonio Gaudí. En el año 2000 se le empezó a considerar como Siervo de Dios. Algunas de sus obras han sido reconocidas como Patrimonio de la Humanidad, entre ellas el Parque Güell y la Sagrada Familia. Millones de personas las visitan cada año. En la viñeta, la Sagrada Familia, abajo el templo, arriba José con María y el Niño.

Texto y dibujos: Javier Prat Cambra.