TESTIGOS DE HOY – SAN JUAN BOSCO

Introducción: San Juan Bosco es considerado el apóstol de la juventud. Vivió en una época en la que los jóvenes obreros del siglo XIX estaban abandonados a su suerte, a los cambios que trajo la revolución industrial. San Juan Bosco fundó los salesianos y las salesianas para resolver ese problema. Ideó las escuelas de formación profesional donde salieran formados para valerse por sí mismos en una sociedad egoísta.

1.- Juan Bosco nació en I Bechi, al norte de Italia el 16 de agosto de 1815. Su padre murió cuando tenía dos años. Era el más pequeño de tres hermanos. Vivían de forma sencilla en una granja, cuidaban los animales y trabajaban la tierra.

2.- La madre de Juan, Margarita, les enseñó a rezar y a descubrir a Dios en el campo y la naturaleza. Eran tiempos muy duros, de guerras continuas entre los pequeños reinos y ciudades de Italia y el poderoso imperio de Austria-Hungría.

3.- A los nueve años, Juan tuvo un sueño, que se repetiría varias veces a lo largo de su vida. Veía un patio lleno de niños solos y desatendidos. Y a una hermosa señora, la Virgen María, que le enseñaría a transformar esos niños salvajes en corderos.

4.- A los once años Juan hizo su primera comunión con la preparación de su madre. De los saltimbanquis y tirititeros ambulantes aprendió trucos, que usaba para entretener a la gente y, de paso, enseñarles el evangelio.

5.- Juan quería estudiar y ser sacerdote. Durante varios años trabajó en una granja vecina por desacuerdos con su hermano mayor. A los quince años, Juan se fue a vivir con un viejo sacerdote, Juan Calosso, que le animó y le ayudó a progresar en sus estudios.

6.- Juan leía libros sin parar y aprendía todos los oficios que podía: herrero, zapatero, sastre, carpintero, música… En la escuela de Chieri organizó con otros estudiantes la “Sociedad de la alegría”. Primero hacían los deberes escolares y luego se divertían.

7.- A los veinte años, Juan aprobó el examen de ingreso al seminario de Turín. En 1841 se ordenó sacerdote. Decidió quedarse en los barrios obreros de la ciudad. Recorría las calles turinesas reuniendo jóvenes trabajadores y ayudaba a los presos menores de edad cuando salían de las cárceles.

8.- El sacerdote Don Bosco organizó un oratorio en Valdocco, a las afueras de Turín, para recoger a los jóvenes. En la viñeta la iglesia construída en 1852 y dedicada a San Francisco de Sales. Organizaba juegos, clases nocturnas, meriendas, catequesis. Entre aquellos jóvenes estaban los primeros salesianos.

9.- Don Bosco cayó gravemente enfermo y durante ocho días estuvo a punto de morir. Los jóvenes del oratorio rezaron a la Virgen por su curación. En 1846 Mamá Margarita vino para ayudarle y convertirse en la madre de todos los muchachos del oratorio.

10.- Desde 1853 Don Bosco empezó a escribir una gran variedad de pequeños libros dedicados a la educación de la juventud. Sufrió también  varias agresiones e intentos de asesinato de personas que veían mal su trabajo de promoción con los jóvenes. Un misterioso perro gris le salvó en algunas ocasiones.

11.- En 1853 Don Bosco abrió el primero de los talleres donde los jóvenes pudieron aprender diferentes oficios: zapatería, sastrería, encuadernación e imprenta, carpintería… Él mismo enseñaba lo que había aprendido de joven, además de maestros artesanos en cada oficio.

12.- En 1855, hizo sus votos el primero de los salesianos, Miguel Rúa, que había sido de los primeros niños recogidos en Valdocco. En 1872, con María Mazarello, fundó las Hijas de María Auxiliadora, para atender y formar a las jóvenes trabajadoras.

13.- En 1875, Don Bosco envió a los primeros salesianos a las misiones en América. Un salesiano que había sido niño del oratorio en Valdocco, Juan Cagliero, fue nombrado obispo en la Patagonia, al sur de Argentina. En la actualidad, 15.500 salesianos trabajan en 132 países del mundo entero.

14.- En 1868 Don Bosco levantó el santuario dedicado a María Auxiliadora en Turín, con limosnas recogidas por toda Italia. En 1887, con limosnas de toda Europa, construyó el santuario del Sagrado Corazón en Roma (en la viñeta). En la misa inaugural Don Bosco no pudo retener las lágrimas.

15.- El 31 de enero de 1888 Don Bosco murió a los 72 años. Su fiesta se celebra en todo el mundo ese mismo día. Fue declarado santo en 1934. Lo consideran su patrono los magos e ilusionistas, la gente del cine, los impresores y, por supuesto, los jóvenes a los que dedicó toda su vida e ingenio. En la viñeta, el santuario de María Auxiliadora de Turín, y en el cielo, junto a María Mazarello.

Texto y viñetas: Javier Prat Cambra.

Descargar en PDF