VICENTE FERRER

TESTIGOS DE HOY

Introducción: Más de 50 años ha dedicado Vicente Ferrer a los pobres de la India, sobre todo a los dalias, la casta de los intocables. En la India 500 millones de personas viven al día, en el umbral de la miseria. Para los indios Vicente Ferrer es un santo, para los españoles un antiguo misionero jesuita que recibió el premio Príncipe de Asturias a la Concordia. Más de 150.000 españoles colaboran con él y su ONG en la lucha contra la pobreza. Cuatro millones de indios de la región de Anantapur viven hoy con dignidad gracias a su labor solidaria.

1.- Vicente Ferrer i Moncho nació en Gandía en 1920. Muy pronto sus padres se trasladaron a Barcelona, donde regentaron una frutería. Desde muy pequeño Vicente tenía la inclinación de dar fruta a los clientes más necesitados. A su padre no le gustaba lo que hacía.

 

2.- A los 16 años se afilió al POUM, el Partido Obrero de Unificación Marxista, e inmediatamente le pusieron un fusil en las manos y lo enviaron a luchar en la Guerra Civil Española. Vicente era un muchacho inquieto, y entonces creyó que era la mejor forma de luchar contra la injusticia social de su tiempo.

 

3.- La Guerra Civil se alargó tres años. Vicente participó en la batalla del Ebro de 1938. Le tocó formar parte de un pelotón de fusilamiento. Entonces decidió disparar a lo alto, al cielo. La guerra le había enseñado que matar a los demás no iba a solucionar los problemas.

4.- Al terminar la guerra pasó, como prisionero, por los campos de concentración de Angeles sur Mer, en Francia, y de Betanzos, en España. Después las nuevas autoridades le obligaron a cumplir de nuevo el servicio militar. Estuvo en el ejército hasta un total de 7 años. Entre las armas descubrió que la salvación solo podía venir de Dios.

5.- Estudió Derecho y luego decidió hacerse jesuita, porque había leído que era la orden religiosa más perseguida en la Guerra Civil y en toda la historia española. Enseguida pidió que lo enviaran a las misiones en la India. Llegó a Bombay en 1952 para completar su formación espiritual, que terminó en 1957.

6.- En la India descubrió el sufrimiento del ser humano. Entonces decidió dejar de estudiar y de leer libros. Solo se podía llegar al conocimiento de Dios ayudando a los más pobres. En poco tiempo construyó mil pozos para regar los campos. Pedía a los ricos para dar a los pobres.

7.- Durante los años siguientes fundó escuelas, hospitales, bancos de microcréditos para mujeres y minusválidos. Los poderosos de la región decidieron que Vicente era molesto porque movía a los pobres y les ayudaba a organizarse. En 1968 lo expulsaron de la India. Las autoridades prohibieron la entrada a nuevos misioneros.

8.- Miles de campesinos, que regaban con sus pozos, protestaron. La Primera Ministra Indira Gandhi prometió que le ayudaría a volver. Vicente conoció entonces a una joven periodista inglesa, Anne Perry, que cubría la noticia de su expulsión. En 1969, después de uso meses en España, volvió a la India.

9.- Vicente Ferrer se instaló en la región de Anantapur, una de las más pobres y desérticas de la India, en el estado de Andhra Pradesh. Dejó la orden de los jesuitas para actuar con más libertad. Se casó con la periodista Anne Perry, y ambos fundaron la Rural Development Trust, una ONG, con el objetivo de promover el desarrollo total de aquella región.

10.- Desde entonces, durante 30 años, han ayudado a salir de la pobreza a cuatro millones de personas, en más de 1900 pueblos. Han construído 1600 escuelas, 5 hospitales, 14 clínicas rurales y 13 centros para discapacitados. Lo mantienen todo con 2000 profesores, 60 médicos y 1000 enfermeras. Han levantado más de 30.000 viviendas, han cavado 40.000 pozos, han construído 500 embalses y han plantado millones de árboles en la región más seca de la India.

11.- En 1996 creó la Fundación Vicente Ferrer para que los españoles participaran en esta labor de desarrollo que se realiza en la India. Desde entonces 150.000 padrinos hacen posible este milagro. Con una aportación media de 18 euros mensuales. La Fundación ofrece la posibilidad de visitar y ver en el terreno el trabajo que se hace en Anantapur. Muchos consideran la Fundación un modelo de gestión empresarial al servicio del desarrollo.

12.- Vicente Ferrer y Anne Perry han tenido tres hijos: Tara, Moncho y Yamuna. El segundo, Moncho, trabaja en la Fundación, fiel al compromiso de permanencia que hicieron sus padres de trabajar y luchar por el desarrollo de la región de Anantapur. De una población total de cinco millones ya han alcanzado y ayudado a cuatro millones, en un área de 20.000 kilómetros cuadrados.

13.- Vicente Ferrer llegó a Anantapur con 6 compañeros. Hoy trabajan en la Fundación casi 2.000 personas, casi todos ellos dalias o intocables, la casta más marginada y considerada inferior, según la mentalidad hindú. En España la Fundación tiene su sede en Barcelona donde trabajan 60 personas. Hoy cuenta con delegaciones en Madrid, Valencia, Alicante, Palma, Bilbao y Sevilla.

14.- Con la ayuda de la Fundación muchos niños, hijos de los dalias, han estudiado en la Universidad, y después han vuelto para trabajar en Anantapur. Es una forma de garantizar la continuidad y la expansión del objetivo original de Vicente Ferrer: acabar con la pobreza y hacer que la sociedad india de castas sea lo más humana posible. Con el desarrollo se vence a la pobreza, y con la educación se supera la marginación de las castas hindúes.

15.- Vicente Ferrer murió a los 89 años en junio de 2009. Antes había recibido numerosos premios de reconocimiento internacional por su labor humanitaria y solidaria en España y en la India. En Anantapur los indios lo consideran un hombre santo. En España, los creyentes lo ven como un gran misionero, la sociedad en general lo admira como un modelo de cooperante, los periódicos y los políticos lo califican como un filántropo.

Texto y dibujos: Javier Prat Cambra.