VICENTE, MISIONERO DE LOS POBRES.

vicente_hondarza

VIÑETAS:


1.- Vicente nació el 15 de octubre de 1935 en Fernáncaballero, en la provincia de Ciudad Real. Era el cuarto hijo de Heraclio y Santiaga. La madre murió poco después del parto, y no dejó ninguna fotografía para que la pudiera conocer su último hijo.

01


2.-Vicente tuvo a partir de entonces dos madres. La abuela Fidela lo crió en su casa. La vecina María Juana lo amamantó con una hija nacida unos meses antes. A las dos mujeres las llamaba “mamá”. Y las dos lo querían como a un hijo.

02


3.-El padre, Heraclio, era campesino y el cartero del pueblo. La familia vivía humildemente. El trabajo en el campo, la tradición cristiana y sus costumbres marcaban la vida de la familia. El hermano mayor, Emiliano, será más tarde sacerdote y una de sus hermanas religiosa.

03


4.-Como todos los niños manchegos de la época, fue a la escuela, pero empezó a trabajar muy pronto en el campo, en las tareas propias del cultivo de la vid: la vendimia, la poda, el abono… Siempre con una alegría que se contagiaba a los demás.

04


5.-Aprendió el oficio de carpintero en su pueblo y trabajó como ebanista hasta los 19 años. El taller de carpintería fue como su casa durante aquellos años. Allí hizo sus planes de futuro, al principio fundar una familia, después llevar el evangelio al mundo, más allá de aquella geografía familiar.

05


6.-Su hermano mayor, Emiliano, estaba en el seminario diocesano de Ciudad Real preparándose para el sacerdocio. Una de sus hermanas ya era religiosa. Él mismo siente entonces que el taller de Fernáncaballero podría ser como el taller de Nazaret, desde el que salir a anunciar el Reino de Dios.

06


7.-En septiembre de 1954 dejó la carpintería y su pueblo para ingresar en el seminario diocesano de Ciudad Real. Mientras estudiaba filosofía comprendió pronto que su vocación sacerdotal lo llevaría a otra vocación de mayor proyección: ser misionero en los pueblos del Tercer Mundo.

07


8.-En octubre de 1962 ingresó en el seminario del Instituto Español de Misiones Extranjeras, IEME, en Burgos. Allí continuó sus estudios de teología e inició la preparación propia para la misión. Este instituto ofrece la posibilidad de poder ser misionero sin renunciar a ser cura diocesano.

08


9.-En el IEME aprendió a vivir en equipo con otros compañeros de estudios, que luego serían compañeros de curas y de misión. También aprendió que la misión ad gentes en el Tercer Mundo solo es posible teniendo como referencia la Iglesia diocesana de origen que te envía a la misión de anunciar la Buena Noticia.

09


10.-El 21 de julio de 1967 recibió el sacramento del orden sacerdotal en su pueblo natal. Le ordenó un obispo misionero del IEME. A los pocos meses le llamaron a su primer destino misionero: Colombia. El carpintero de Fernáncaballero ya era sacerdote y misionero.

10


11.- En Colombia, el obispo de Magangue le envía a la parroquia de Morales, junto al río Magdalena. Es una región de difíciles comunicaciones, donde los únicos caminos posibles son los ríos, y de difícil convivencia por los continuos conflictos entre los guerrilleros, los narcotraficantes y el ejército colombiano.

11


12.-La parroquia de Morales se situaba en la selva colombiana. Solo se podía recorrer en canoa por el río o por senderos a pie o a caballo. Era una parroquia muy extensa, con más de 30 pueblos y caseríos dispersos. Lo que más preocupa a Vicente en esos momentos es la pobreza de sus feligreses.

12


13.-En Morales creó el Colegio Cooperativo Agropecuario, que más tarde llevaría su nombre. Los misioneros del IEME se esforzaban por liberar a los campesinos de la pobreza y la violenta opresión de terratenientes, narcos, militares y guerrilleros. Para ello seguían las orientaciones de la reciente Asamblea de los obispos latinoamericanos en Medellín, celebrada en 1968.

13


14.-A finales de 1972 el gobierno colombiano, muy presionado por los terratenientes locales, empezó a expulsar a misioneros, entre ellos tres compañeros de Vicente del IEME y de la misma diócesis. Además los funcionarios del gobierno intentaron controlar los movimientos e incluso la predicación de los sacerdotes.

14


15.-Acusaron a los misioneros de meterse en política, porque trabajaban por los pobres y apoyaron y fomentaron las agrupaciones, cooperativas y asociaciones de los trabajadores rurales y los pequeños campesinos. Esto iba en contra de los intereses de los ricos propietarios de tierras, los terratenientes de la región.

15


16.-Vicente y sus compañeros misioneros del IEME se vieron obligados a salir del país en febrero de 1973. Les costó mucho abandonar sus comunidades en manos de políticos corruptos y terratenientes explotadores, que abusaban de la política en provecho propio.

16


17.-Pasó un año de descanso en España y lo aprovechó para estudiar antropología. En octubre de 1974 volvió a la misión en el Perú. Había dejado a su padre muy enfermo con la seguridad de que ya no lo vería más en la tierra. A los pocos días recibió la noticia de su muerte.

17


18.-Vicente fue nombrado párroco de Chancay, a orillas del Océano Pacífico, a 70 kilómetros al norte de Lima, la capital del Perú. Enseguida fue reconocido como el “cura de los pobres”. Entre otras cosas creó el Comité de Solidaridad para socorrer las necesidades de los más pobres, en una región frecuentemente afectada por catástrofes naturales.

18


19.- El estilo pastoral de Vicente era la corresponsabilidad, confiaba en los laicos de su parroquia y siempre trabajaba en equipo con ellos. La Biblia fue un elemento importante e imprescindible en la formación de sus colaboradores. Solía iniciar los encuentros con una cita bíblica.

19


20.-Creó también el Comité Parroquial de Derechos Humanos para defender a los más pobres de los abusos de los terratenientes. Más tarde se añadió una asesoría jurídica. Apoyó a los jóvenes estudiantes, a las madres a través de comedores populares, a los campesinos de la sierra, a los profesores de los que fue compañero…

20


21.-Vicente compartía todo con sus feligreses, sobre todo con los niños con los que gustaba sentarse a comer. Cuando visitaba a las familias aceptaba lo que le ofrecieran con sencillez. Solía contar chistes en las reuniones o en las comidas. Tenía el don  del buen humor.

2122.-Por todos estos motivos los ricos terratenientes y los líderes políticos locales empezaron a criticarlo y amenazarlo, en los periódicos e incluso en algunos sectores de la propia iglesia peruana. Decían que “vivo o muerto había que sacarlo de la ciudad”, otros le acusaban de ser un “cura rocanrolero”, algunos decían que “quería cambiar la religión”, que era “extranjero y comunista”…

22


23.-En algunos periódicos nombraban a Vicente y lo acusaban de subversivo porque apoyaba a los campesinos. En otra ocasión un alcalde de la región lo señaló como el que animaba a los cooperativistas a invadir tierras. En otra ocasión publicaron que fomentaba el terrorismo entre los serranos. Los terratenientes fueron siempre sus enemigos. Querían recuperar las tierras que habían sido repartidas a los campesinos durante la reforma agraria de los años 70.

23


24.- Sus enemigos lo secuestraron la noche del 13 de junio de 1983 cuando estaba celebrando la fiesta y la romería de San Antonio en el pueblo de Lampián, en la sierra de Huaral. Había dormido las dos últimas noches sobre una piel de cabra en una pequeña habitación preparada para él. Hacía pocos meses que se había comprometido a organizar y poner en marcha un centro de animación y formación para los pueblos de la sierra.

24


25.-Lo torturaron durante toda la noche. Lo amarraron, lo golpearon y finalmente lo mataron. Su cuerpo apareció con las vértebras cervicales, las muñecas y los tobillos rotos, con señales de ataduras y de estrangulamiento, y una herida mortal en la cabeza. En la oración y en la eucaristía Vicente siempre se había identificado con Jesucristo. Seguramente esa noche lo hizo aún más intensamente.

25


26.- Su cuerpo lo encontraron al día siguiente, el 14 de junio de 1983, al fondo de un barranco de 20 metros de profundidad. Habían Abandonado su coche allí cerca para simular un accidente. La policía dijo que así había sido, incluso afirmaron que podía estar borracho a causa de las fiestas. La autopsia, sin embargo, reveló que había sido asesinado, aunque nunca se investigó ni se descubrieron a los culpables.

26


27.-Al funeral acudieron miles de campesinos de las sierras vecinas de Chancay. Algunas pancartas decían “Vicente, continuaremos tu obra”. El obispo de Huacho lo calificó de testigo y mártir de la Iglesia peruana. Su nombre se añadió así al largo martirologio de la Iglesia latinoamericana, desde el obispo Valdivieso en el siglo XVI a los obispos Angelelli y Romero en el siglo XX.

27


28.-Su hermano Emiliano, sacerdote del IEME y misionero en el Perú, pidió a los más de cinco mil campesinos allí reunidos que lo ayudaran a continuar la labor de Vicente. Pocos años más tarde se abrió el Centro de Pastoral de Acos, proyectado originalmente por Vicente. Actualmente presta servicios de formación de catequistas y agentes de pastoral, de salud y de capacitación agrícola y ganadera a las comunidades campesinas de la sierra.

28


29.- La iglesia diocesana de Huacho, en el Perú, y la iglesia diocesana de Ciudad Real, en España, celebran el 25 aniversario del martirio de Vicente Hondarza Gómez. En Ciudad Real se ha hecho coincidir este aniversario con el Día del Misionero Diocesano. El día 14 de junio de 2008, 25 años después, una Eucaristía en la plaza de Fernáncaballero celebra y recuerda su testimonio valiente y tan vivo.

29


30.-Jesucristo fue el primero de los mártires, después Esteban, el apóstol Santiago, San Pedro y San Pablo en la capital del imperio romano, el obispo Valdivieso y otros muchos misioneros más en América Latina, los líderes indígenas Sepé Tiarajú y Tupac Amaru y otros más, los esclavos huidos y resistentes Zumbí y Benkos Biohó, recientemente los sacerdotes Joan Alsina, Lucho Espinal, Rutilio Grande… y finalmente, Vicente Hondarza… todos ellos mártires y testigos del evangelio de los pobres.

30Texto y dibujos: Javier Prat Cambra.

 

 CATEQUESIS “VICENTE, MISIONERO Y MÁRTIR”.

 1.- Oración.

Rezamos al inicio de esta catequesis como rezaba Vicente, cogidos de la mano, porque le gustaba reunirse con los niños de Chancay, comer con ellos y jugar a lo que juegan los niños de cada lugar. Es un Padrenuestro adaptado a la misión de Vicente en el Perú. Puede ir rezando el catequista en voz alta y los niños repiten:

PADRE NUESTRO

QUE ESTÁS EN EL CIELO

Y EN LAS SIERRAS DE CHANCAY,

SANTIFICADO SEA TU NOMBRE

EN EL NOMBRE DE CADA UNO DE LOS POBRES DEL PERÚ,

VENGA TU REINO

PRIMERO A LAS ZONAS RURALES DE HUARAL,

QUE SE HAGA TU VOLUNTAD Y TU JUSTICIA

Y SE REPARTA LA TIERRA

PARA LOS CAMPESINOS QUE LA TRABAJAN.

DANOS HOY EL PAN,

EL MAÍZ Y LA PATATA DE CADA DÍA,

PERDÓNANOS EL OLVIDO

DE LOS POBRES DE LA TIERRA

Y QUE PERDONEMOS

CUANDO TENGAMOS OPORTUNIDAD DE HACERLO,

NO NOS DEJES CAER EN EL PASOTISMO

Y LÍBRANOS A TODOS,

ESPAÑOLES, COLOMBIANOS Y PERUANOS,

DEL MAL Y DEL EGOISMO.

AMÉN.

 

 2.-Vicente murió como JC.

Releemos las viñetas 24, 25 y 26. Contestamos a las preguntas que se hace Vicente cuando lo están torturando y matando: “¿Por qué condenaron a JC? ¿Por qué mataron a JC? Y ¿Qué le hubiera ocurrido hoy a JC?”

Añadimos una última pregunta: ¿Se puede decir lo mismo de Vicente?

 

3.-Vicente ha resucitado como JC.

Releemos las viñetas 27, 28 y 29. ¿De qué forma continúa Vicente presente entre los campesinos del Perú? ¿Y de qué forma continúa presente en Ciudad Real?

 4.-Recorrido vital de Vicente.

Dibujamos un mapamundi gigante, en el que destacamos España y América Latina. Señalamos en España los lugares por donde pasó Vicente: Fernáncaballero, Ciudad Real y Burgos. Señalamos en América Latina los países de Colombia y Perú. En Colombia señalamos Morales y en Perú señalamos .Chancay. Elegimos después las viñetas en las que se sitúa a Vicente en cada uno de esos lugares, una viñeta para cada lugar. Las fotocopiamos, las recortamos y las pegamos en el mapa.

Ya tenemos el recorrido vital de Vicente.

 5.-Oración final.

Rezamos de nuevo el Padrenuestro de Vicente, cogidos fuertemente de la mano.