Ayer 29 de febrero, D. Jose Luis Jiménez Manzaneque, sacerdote de Agudo y delegado arciprestal de Vida Ascendente, visitó al grupo de Chillón, compartiendo con ellos  la lectura y comprensión del evangelio del próximo domingo del hijo pródigo.
Las personas que pertenecen a este grupo  consideran que estas reuniones son de vital importancia para los cristianos de estos pueblos, ellos creen que es una forma de fortalecerse en la fe, y de iluminarse de la palabra que cada lunes comparten.
A continuación tuvo lugar la celebración de la Eucaristía.